Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Luís Visentín

La necesidad básica, no siempre satisfecha de amar y ser amado, sirve de disparador para generar situaciones teatrales de gran hilaridad. La confusión absurda de conceptos entre los personajes reflejados en la incomunicación, enriquece y potencian el humor, logrando situaciones inverosímiles y extravagantes. Los personajes rozan la parodia y el estereotipo pero no es impedimento para que avancen desenfrenadamente hacia su verdad, logrando al final del espectáculo dar un giro inesperado y conmover a la platea.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad