Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Ignacio Apolo

Compañía de Teatro DeLaFoca

La obra se introduce en el mundo de dos jóvenes de la escuela secundaria religiosa a partir de una travesura adolescente: espiar desde una ruptura en la pared de un sótano escolar a la profesora de matemáticas, “la Correa”, mientras ésta va al baño…
La situación trasgresora y las fantasías sexuales los enfrentan con su propia violencia, reflejo del mundo que quedó en el exterior. Nadie los busca, nadie parece notar que han desaparecido… y la travesura muta hasta convertir aquel sótano en un hábitat de supervivencia…Todo sucede a un ritmo vertiginoso, casi sin tiempo para reflexionar hacia dónde los llevarán las acciones que emprenden allí dentro.
No siempre la selección natural apunta al individuo más fuerte: el poder de adaptación suele ser la fortaleza del más débil, del que menos tiene para perder…

Obra Ganadora Primer Concurso Internacional New York University - Argentores.

Este espectáculo cuenta con el apoyo de Proteatro.

Críticas y comentarios:

"La actuación de Javier Schwarzberg, en el papel de Pescado, brilla... Su coequiper (Diego Vegezzi), en el difícil rol de Leto, devuelve cada estocada con sumo profesionalismo. Ellos, a pesar de ser muy jóvenes, por momentos parecen actores de larga trayectoria. Desde el drama, La Pecera, nos hace recordar nuestra adolescencia, reflexionar sobre el trato humano y concluir que el deseo, muchas veces, es un motor violento que nos induce al error. Porque todos tuvimos un Leto o un Pescado dentro." - Axel Serrano, Revista Imperio.

"La Pecera nos zambulle en aguas turbias que no lo parecen al principio, pero cuanto más nos hundimos, más profundizamos en este océano de soledades muchas cosas aparecen tras la retina. Me gustó y mucho... Me sorprendí para bien; las actuaciones de estos "chicos" me sorprendieron, las emociones que lograron transmitirme en ese encierro; y mostrando sus encierros, uno da cuenta de los suyos." - Rosario Sabarrena - Blog Artesanal - Winona.

"Una situación doblemente voyeurística se establece al inicio de La Pecera de Ignacio Apolo, dirigida por María del Carmen Pié. La mirada del espectador es instantáneamente capturada por una imagen en penumbras de dos miradas ajenas que espían. A partir de una grieta en la pared, los rostros adolescentes quedan iluminados y suspendidos entre sus fantasías y lo que su visión les devuelve. La trama, sustentada en el relato de los actores, se engendra con perspicaz coherencia, en la inteligencia y velocidad de los diálogos... Salvajismo y cruda poesía." - Lara Esteverena - Periodista.

"La impecable dirección y puesta en escena de María del Carmen Pié permite que el texto de Apolo, de por sí cautivante, vaya introduciendo al espectador en temas complejos potenciándolo con la construcción de una atmósfera muy apropiada en la que se evidencia un eficaz trabajo con los actores en el desarrollo de la creatividad y el juego teatral." (Carlos Folias - Periodista - Blog Teatro Sólo Teatro)

Este espectáculo formó parte del evento: A escena por Chile ( Festival solidario )





e-planning ad