Jueves, 14 de Enero de 2016

Cia.de los Perdidos Teatro. El Salvador.

Origenes del Popol Vuh

“Esta es la relación de cómo todo estaba en suspenso, todo en calma, en silencio; todo inmóvil, todo callado, y vacía la extensión del cielo...”.

POPOL: Palabra Maya que significa reunión, comunidad, casa, junta.

VUH: Libro, papel, árbol de cuya corteza se hacía el papel.

POPOL VUH: Libro de la comunidad.

Originalmente el Popol Vuh fue pintura, memoria, palabra; y en forma de tradición oral se conserva hasta mediados del siglo XVI, época en que vuelve a ser escrito por un indígena, antiguo sacerdote quizá, en lengua quiché, pero con caracteres latinos. Este manuscrito, que constituye el verdadero original del Popol Vuh, llega a manos de Fr. Francisco Ximénez, cura párroco de Santo Tomás Chuilá, población guatemalteca llamada actualmente Chichicastenango.

Sobre el Argumento

Para contar esta historia, y entrar en la cultura Maya, nos hemos acompañado de algunos elementos que hacen que los niños y las niñas accedan fácilmente al mundo mitológico de nuestros personajes. Un espacio sonoro creado con claves, panderetas y otras percusiones nos llevan de la mano para acompañar esta obra. Títeres de los dioses y los animales recrean los pasajes del Popol Vuh, y esto suma 40 minutos de entretenimiento, que es ingrediente más que importante en el aprendizaje y facilita las relaciones interculturales entre los niños y las niñas.

Son muchas las narraciones contenidas en este maravilloso libro, sin duda el más bello de la América precolombina; son muchas las fábulas con enseñanza moral y muchos los dioses que las protagonizan; no obstante, hemos escogido solo tres de ellas, por ser las que más servían al propósito de este espectáculo: y es, por un lado, hablar de la necesidad que tenemos todos y todas de convivir con los demás.

Por otro lado, es nuestra intención mostrar a los chicos y las chicas las creencias de una cultura tan antigua como la Maya, y cómo, seamos de donde seamos, tenemos las Los dioses Creadores y Formadores, Tepeuh y Gucumatz -Pestañas y Barbas en nuestra adaptación-, son las Serpientes Emplumadas que en el principio habitaban en el agua y, a la vez, estaban hechas de su misma substancia; ambas deciden crear a la mujer y al hombre para que se reproduzcan y los adoren…

Ficha técnico artística
Intérpretes:
Egly Larreynaga, Óscar Morales




e-planning ad