Viernes, 21 de Octubre de 2016

De Rogelio Borra García

Palabras del autor:
Oroño es un paraje rural cercano a Gálvez, en la provincia de Santa Fe.
Allí fuimos una tarde de verano con mi padre, a visitar unas primas suyas.
Yo era un chico de unos nueve ó diez años. Ellas eran dos señoras que vivían solas en una casa de puertas altas, con una galería larga que daba a un enorme patio, rodeado de árboles. Por alguna razón, aquel paseo que habría resultado aburrido para cualquier chico, quedó grabado en mi recuerdo como una sucesión de tornadizas imágenes: Una hermana seria y mandona, otra sumisa y amable, una vieja radio, una máquina de coser, retratos venerados de la madre muerta, una cama vacía... Retazos de sueños y sensaciones, fragmentos sueltos, reales e imaginados, que años más tarde darían origen y forma a "Fuego de Noche". Una de mis hijas más amadas.
Rogelio Borra García





e-planning ad