Domingo, 17 de Enero de 2016

De Edmond Rostand, Carlos Bergaglio, Claudio Chaffone

Cyrano es un cadete honrado, habilidoso, digno, temperamental, aparentemente indiferente a todo aquello que no sea espadas y poesía… ama a su bella, dulce e inteligente prima Roxana, quien a su vez, ama a Cristian, cadete ingresante tan bello como torpe e inocente.

Cyrano se convierte en el mediador entre Roxana y Cristian, suponiendo afecto hacia ambos y acallando el fuego del amor que por dentro lo quema. Cyrano logra para Cristian el amor de Roxana y sus labios… Roxana, quien primero se enamora de Cristian por su belleza, embebida en las palabras dulces, las cartas, las canciones que recibe “supuestamente” de su enamorado -quien en realidad es asistido por Cyrano puesto que arriesga todo por ella casi descubriendo el engaño- le confiesa a Cyrano que amaría igual a Cristian si éste no fuera bello porque lo ama por su poesía, es decir, por la manera de expresar su amor

Cyrano es un héroe romántico porque lleva su amor hasta el final a pesar de sus defectos físicos, porque es capaz de pelear con cien hombres para defender a un amigo, porque se enfrenta a quien sea si el honor está en juego.

  • CYRANO de Bergerac para chicos y grandes, Paseo La PlazaCYRANO de Bergerac para chicos y grandes, Paseo La Plaza

Este espectáculo formó parte del evento: Año del Bicentenario en la Manzana de las Luces

Duración: 55 minutos




e-planning ad