Viernes, 15 de Enero de 2016

De Brian Friel

Sonya y Andrey han tenido una existencia previa en dos obras de Chejov. Ella en Tío Vania y él en Tres hermanas. Ambos vuelven a tomar vida en manos de Brian Friel, quien los recrea, sin hacerlos escapar de sus orígenes.

Los personajes se encuentran en un decadente café de Moscú. Con frases simples, sin grandes elocuencias, comparten una parte de su historia. Viven un pequeño e intenso tiempo en compañía, en la forma de un casi enamoramiento.

El autor confiesa "si hubiera creado estos personajes, me sentiría libre de reformarlos. Pero no son míos solamente. Soy menos que un progenitor, pero algo más que un padre adoptivo. Puedo estar cercano a un"padrino" el padrino debe estar alerta en todo momento a la intención de su creador".





e-planning ad