Sábado, 16 de Enero de 2016

Un espacio para improvisar, donde sólo actúa el público. Sin espectadores ni directores. Cada uno circula libremente entre dispositivos escenográficos y decide cuándo salir al bar y volver a entrar a la ficción. Actúa lo que quiere, con sus amigos o con quien se encuentre. La única regla es respetar al otro. Cualquiera puede ir, no importa cuánta experiencia tenga como actor.





e-planning ad