Sábado, 16 de Enero de 2016

De Andrés Tulipano

Fueron educadas para vivir en un mundo que cambió demasiado en muy poco tiempo.

Pertenecen a esa generación puente entre la máquina de escribir Olivetti y el Windows, entre Andrea Celeste y Sex and the City.

En clave de comedia, estas cuatro amigas hacen un balance de su infancia, arman el puzzle de su adolescencia, brindan por la amistad, por la música de los años 80, por el presente y por el futuro.

Ellas quieren averiguar los códigos, desean vivir a pleno el tiempo que les ha tocado en suerte.

Las cuatro nos recuerdan a alguien que conocemos.

Todas se parecen a nosotros mismos.

Cada una se esfuerza, a su manera, por ser feliz.





e-planning ad