Domingo, 23 de Octubre de 2016

De Alejandro Casona

Es la llegada de la primavera. Abajo, en las ciudades, no se siente esto. Se va notando poco a poco; se sabe por los calendarios, y porque las muchachas cambian de vestuario. Pero acá, ¡qué fuerza tiene! Llega de repente; sube por esas laderas, a gritos, cargada de menta y de resinas, retumba en las montañas ... ¡Es como si resonara una llamada desde las entrañas de la tierra, y todo el campo se pusiera de pie!





e-planning ad