Domingo, 23 de Octubre de 2016

De Rolando Pérez

…Un padre...Un hijo
...un hijo...Un padre
....un pasillo, se vuelve túnel de mano única, una fuerza centrípeta empuja la carne a estrellarse contra un viejo picaporte.
....un espacio lleno ausencias, una fuerza centrifuga convoca la presencia de soledades... lenas de nada, vacios de todos surfean olas de desesperación.
ESTAMOS LLENOS DE VACIOS dijo un coreano.........
EL PRINCIPIO ES UN FINAL......no sé quien lo dijo se escuchó afuera... adentro-adentro .....afuera
adentro, entro, afuera
Adentro......encuentro, cruento desencuentro.......un cuento hecho, de muchos cuentos, que cuentan desencuentros.
Conocidos desconocimientos, argumentan ese eterno instante deshabitado, todo por pasar nada por suceder...........moléculas de tiempo empiezan y terminan en ese mismo momento.
Espirales genéticos, como hábiles ganzúas, abren cerraduras de incomprensión, que alientan ese desaliento de otros tiempos en este momento.

VENI, PASA y SENTATE.....

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad