Domingo, 06 de Noviembre de 2016

Tres actores se disponen en una habitación. No hay historia, no hay pasos a seguir. Solo ellos y sus cuerpos sin descanso. Solo ellos transitando por la ficción que emerge casi desde un juego infantil. Lo siniestro, un intento rotundo de agujerear lo real para acceder a otra manera de ver. Hacer hablar al nudo en la garganta. El teatro se ríe de la vida y la vida se ríe de nosotros.

Lo único que es verdad es que nacemos, todo lo que sigue después es Allegro, hasta la muerte. Y cuando hay que morirse ya es demasiado tarde.

Este espectáculo formó parte del evento: Ciclo de teatro: Los Huevos de la Serpiente

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad