Martes, 02 de Febrero de 2016

De Julio Gini

Es una tragicomedia que conjuga dos historias de vida dentro del teatro. La primera, la de un actor con mucha experiencia que ha vivido de la profesión siendo actor suplente. Él tiene muchas anécdotas que al contarlas arranca sonrisas al espectador de forma muy natural y espontánea. La gente termina adorando a este personaje.

La segunda historia es la de un joven que tiene poca experiencia en el teatro y que plantea, desde un principio, su retirada de la profesión porque no ha tenido la suerte suficiente y considera que es mejor hacerlo a temprana edad . Este muchacho no quiere esperar a tener la edad del otro personaje para saber si le va a ir bien ó mal en su carrera de actor..

Los protagonistas se meten en las entrañas de personajes como el Vizconde de Valvert y Cyrano de Bergerac tocando las fibras de Stéfano de Armando Discépolo con los personajes de Pastore y Stéfano, logrando una atmósfera increíble para el público donde se entrelaza la realidad y la ficción.

Para el actor la puesta en escena de la obra es muy generosa, ya que puede desplegar sus dotes actorales al máximo, al carecer de elementos en el escenario ya que la obra transcurre antes y después de una función de teatro.

Esta interesante propuesta lleva al espectador a conocer más de cerca la vida real de los actores , los obstáculos que se le presentan en la profesión y cómo hay que enfrentarlos.

Por todos estos elementos "Buenas noches Beatríz" es atractiva ya que ambos, público y actores, pueden sentirse identificados disfrutando de esta pieza de gran valía.





e-planning ad