Sábado, 01 de Octubre de 2016

De Ariel Barchilón
La pieza teatral se basa en la figura del poeta y periodista José Rivera Indarte (1814-1845), personaje menor de la época de Rosas, pero muy emblemático de la historia política argentina, ya que encarna el arquetipo del camaleonismo político. En el curso de su breve vida, marcada por las guerras civiles y las grandes pasiones, Indarte pasa de ser el más extremo defensor de Juan Manuel de Rosas a promover públicamente la necesidad de su asesinato, cristalizando su mensaje en la consigna: “Es obra santa matar al tirano”. Durante su etapa opositora, José Rivera Indarte escribe un panfleto político titulado Tablas de sangre, en el que registra los nombres, las fechas y las circunstancias pormenorizadas en la que fueron asesinados 22.040 adversarios políticos del régimen rosista. La obra de teatro Tablas de Sangre utiliza materiales históricos pero no es una obra histórica, habla del presente. Su clima participa del espíritu de la tagedia clásica (Antígona) e isabelina (Romeo y Julieta, Macbeth) y se desarrolla con la lógica de una pesadilla. La situación ocurre en el camarote de un barco en el que Indarte está a punto de partir al exilio, en forma clandestina, con personalidad fingida. En un clima impregnado de peligrosidad e intriga, él ha raptado a Lucía Altamirano, la mujer a la que ama enamorada y ahora es su enemiga, ya que por la delación de Indarte su hermano ha sido degollado por la mazorca. Con intensidad y en una atmósfera onírica, esta relación de amor alcanza su climax trágico, revelando en su transcurso una constante de la historia política de nuestro país: la traición y el exterminio del adversario político.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: El ciclo Nueve 2002

Este espectáculo formó parte del evento: El ciclo Nueve 2002





e-planning ad