Miércoles, 20 de Enero de 2016

VUELVE A PRESENTARSE NUEVE El ciclo de directores y autores este año tiene una particularidad: todas las obras transcurren en un barco. El ciclo Nueve 2002 se desarrolló con una premisa básica: fueron convocados nueve dramaturgos, quienes consensuaron un espacio dramático básico en el cual se desarrollarían las nueve obras: el espacio elegido por ellos fue el de un barco y a partir de ese momento los nueve autores constituyeron un taller en el cual se realizaron lecturas quincenales de los textos en proceso. El primero de junio (tal como se pautó en el mes de marzo) las nueve piezas estuvieron concluidas y fueron convocados los nueve directores para su puesta en escena. En la organización del ciclo la coordinación de los dramaturgos estuvo a cargo de Adriana Tursi, la de los directores fue responsabilidad de Marcelo Mangone y la coordinación general la realizó Héctor Levy-Daniel. El ciclo se encuentra auspiciado por Argentores, por el Instituto Nacional de Teatro y declarado de Interés Cultural por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero no recibe subsidios de ningún tipo. Un poco de historia: durante el mes de mayo de 2000, luego de hablar con Isaac Nachman, presidente del teatro IFT, que prometió no sólo el apoyo sino una de las salas del teatro, Héctor Levy-Daniel decidió convocar a dramaturgos más para realizar un ciclo que funcionaría todos los fines de semana del modo siguiente: tres obras breves el jueves, tres el viernes y tres el sábado. Así se generó el proyecto Nueve. En esa oportunidad cada uno de los dramaturgos convocados más el coordinador, también dramaturgo, propusieron una obra breve y buscaron un director para que la pusiera en escena. El ciclo Nueve 2000 contó con el auspicio de Argentores y el Instituto Nacional de Teatro, y fue declarado de Interés Cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Constituyó un éxito de público, comenzó a mediados de setiembre de ese año y concluyó a fines de noviembre. Gracias a la participación de Federico Irazábal y a su gestión ante el Instituto Nacional de Teatro las nueve obras fueron editadas en el libro cuyo titulo es “Nueve”. En el 2001, se decidió repetir la experiencia, pero desde un punto de vista diverso. Héctor Levy-Daniel y Marcelo Mangone, ambos directores, hicieron una convocatoria a otros siete directores para completar el número. Cuando los nueve se comprometieron a formar parte del ciclo, se realizó una convocatoria a autores para que presentaran textos, de los cuales surgirían aquellos elegidos para el evento. Se recibieron unas 120 piezas breves, y, en lugar de conformar un jurado o una comisión de lectura, se decidió que cada director convocado eligiera su propia obra por un criterio exclusivamente personal y de afinidad estética. Las nueve obras se estrenaron a principios de octubre y el ciclo terminó en los primeros días de diciembre, convocando aún más público que el año anterior. También contó con el auspicio de Argentores, el INT y fue declarado de Interés Cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. Tel: 15-4-0289525/ 4962-8487




e-planning ad