Jueves, 20 de Octubre de 2016

De Marcelo Vallejos

La obra describe con humor las relaciones de una familia unida por la inercia que, sorprendida por la muerte del padre y antes de desmembrarse, se hunde en un pantano de reproches anacrónicos.

Una serie interminable de obstáculos administrativos instala el conflicto que deja a un padre invalidante sin entierro y al resto de los personajes atrapados en una telaraña de la que sólo podrán salir convertidos en otros.

Dentro de ese marco, las funciones reparadoras de Hamlet y de Antígona son evocadas paródicamente y se cumplen pero con significados risueños e insólitos.

Trámite por un cuerpo, con puesta del Grupo Bitácora, resulta una comedia delirante y eficaz sobre la tramitación de las pérdidas y sobre los propios límites.





e-planning ad