Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Juan Carlos badillo

Una obra adonde podemos encontrarnos todos. Una Familia a la que el hijo vuelve luego de un tiempo, para el velorio y entierro de su padre. La convocatoria lo sumerge en otra convocatoria. La de hacer un recorrido por todos esos afectos primarios. Sus secretos, sus silencios y la elocuencia de los mismos.También la hostilidad y la frustración contenida en ellos. En esta revelación, la ternura es el ajuste, la infinita comprensión de un corazón que se repara reconstruyendo los lazos, esos mismos que lo enlazaron a la vida. Como un amoroso orfebre entreteje violencia, distancia, mudez, cercanía, pena y hallazgo para una conmovedora síntesis en el camino de su madurez. La consecuencia de su acto, irradia.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad