Sábado, 22 de Octubre de 2016

Un texto polémico y revulsivo que lleva a pensar y reflexionar sobre el rol que cumple la Iglesia Católica en el mundo actual. Un texto aplaudido en todo el mundo que muchos pergaminenses desean volver a escuchar. Una obra que muestra un diálogo profundo y verdadero sobre la Iglesia y quienes están “bajo su manto”. Una obra que fue puesta en escena en Pergamino hace ocho años con el consecuente aplauso del público y del Concejo Deliberante de la ciudad que instituyó un premio al mejor actor para uno de los protagonistas locales (Sharry) de esta excelente pieza teatral que también fuera reconocida en el Festival de Teatro de Chascomús como la mejor obra de ese año (1994), no solo por su jurado, sino por el público que le entregó el Gran Premio anual. Es una obra que subraya los pormenores de la vida en el entorno de una de las instituciones más importantes del mundo, como lo es la Iglesia Católica. Las contradicciones y virtudes de dos hombres que abrazan el sacerdocio desde diferentes lugares en un mundo que los hace reflexionar seriamente sobre el poder masivo de lo espiritual. Haciendo un poco de historia, en 1993 Pergamino asistió por primera vez a la Fiesta Interprovincial de Teatro en Chascomús y ganó dos premios: a la mejor obra y al mejor actor protagónico (Sharry), hecho que se repitió en Pergamino con el premio al mejor actor protagónico otorgado por la Municipalidad de Pergamino y el Concejo Deliberante de la ciudad. La obra era “Clamor de ángeles” de Bill Davis y para los pergaminenses se transformó en una “obra de culto”. Aún hoy, los que la vieron en su momento siguen hablando de ella apasionadamente y con buenos recuerdos.




e-planning ad