Jueves, 27 de Octubre de 2016

Compañía de Danza Jazz Contemporáneo FLUXUS

Un año, tiempo que tarda la travesía de la Tierra orbitando el sol. Y sin boleto alguno tenemos derecho a las cuatro estaciones.
Sin darnos cuenta salimos de una, sin darnos cuenta llegamos a la siguiente, y sin pensarlo hemos vuelto a partir.

Otoño, invierno, primavera y verano. Respirar en ellas un aire nuevo, un aire viejo que ya casi conocemos.
Respirar y trasladarnos una y otra vez a antiguas y renovadas sensaciones.
Volver a pisar las alfombras ocres del otoño, a sabotear el silencio, la quietud y el frío estructural del invierno, a descifrar en cada suspiro las esencias de primavera, a reflejar colores violentos de verano, huir al mar para no disolvernos en un calor sofocante. Asimilar las sombras y las luces, dejar que la tormenta pase, enojarnos cuando el día acaba rápido y regocijarnos cuando el sol se queda hasta tarde cayendo lenta y soberanamente del cielo.

Otoño, invierno, primavera y verano. Arribarlas o ser alcanzados por ellas y volver a sumergirnos en cada una.
Sin darnos cuenta salimos de una, sin darnos cuenta llegamos a la siguiente, y sin pensarlo hemos vuelto a partir.
Vivir viajando, rodando el universo. Gobernados, guiados por sus tiempos, transformándonos continuamente en un ciclo natural, al ritmo constante de 4 estaciones.
Surgir, madurar, fortalecernos, retornar hacia dentro, despojarnos de lo externo, profundizar en lo más íntimo, volver a nacer y dar otra vuelta alrededor del sol.

Clasificaciones: Danza




e-planning ad