Domingo, 11 de Septiembre de 2016

De Flor Berthold

Hace ya dos siglos en Paris August Rodin, entrando en la cúspide de su carrera, conocía a Camille Claudel, 20 años menor que el y daba comienzo a un amor prohibido, apasionado, y tormentoso.

Estos dos magníficos escultores compartirían pasión por su arte y el maremoto de sus vidas privadas.

Hoy; ya con sus obras diseminadas y admiradas por el mundo entero y gracias a la recopilación de sus cartas personales e investigaciones exhaustivas se sabe un poco mas sobre lo que fue uno de los amores mas revoltosos del siglo XIX.

Sobre Piedras cuenta la relación que tras 15 años de navegar en amargas olas se hundió con bienes y personas, según palabras del hermano de Camille, el escritor Paul Claudel.

"... Un día que Rodin estaba de visita, lo vi quedarse inmóvil de repente, delante de ese retrato suyo, contemplarlo, acariciar dulcemente el metal y llorar. Sí, llorar. Como un niño. Hace quince años que murió. En realidad nunca amo a nadie más que a usted, Camille, puedo decirlo hoy. Todo lo demás- aquellas aventuras lamentables, aquella ridícula vida mundana, siendo él como era un hombre de pueblo- era exutorio de una naturaleza excesiva. ¡Oh! bien sé, Camille, que la abandonó, no trato de justificarlo. Usted sufrió demasiado por él. Pero no retiro nada de lo que acabo de decir. El tiempo pondrá cada cosa en su lugar."

“ Entro a este taller real, donde trabaja el artista, donde yacen todavía los vestigios de su arte, donde se respira… la creación.
Dentro de este ámbito, contenedor por excelencia, “viven” estas intensas criaturas, los Claudel. El encuentro de Camille con Rodin. El hecho histórico. aquí desde las piedras hasta las esculturas respiran… Y respiran sencillamente porque aman…Esta Camille Claudel a la que Flor Berthold apasionadamente le presta su cuerpo y su palabra, es la que va a permanecer en nuestra retina, rogando redención, desbordando amor, palpitando… respirando… hasta que Rodin la vuelva a tomar en sus brazos para amarla… eternamente.” Herminia Jensezian





e-planning ad