Sábado, 23 de Enero de 2016

Estreno absoluto por la Compañía Nacional de Danza en el Teatro de la Zarzuela el 20 de marzo de 2009.

Cobalto es una reflexión sobre el erotismo. Duato aborda el tema desde un punto de vista onírico, sumergiéndose en el mundo de los sueños eróticos. La pieza está creada para diez bailarines. Una vez más, Duato concede a la música una importancia primordial en sus creaciones y, en Cobalto, vuelve a contar con sus compositores habituales, Pedro Alcalde y Sergio Caballero. Cobalto es una pieza compuesta para un solo instrumento, el órgano. La música fue grabada en la iglesia Collbató con un órgano Blancafort, por el organista Juan de la Rubia. Duato también cuenta en el equipo artístico con el diseñador de luces Brad Fields, director de iluminación del American Ballet Theater y fiel colaborador en todos sus estrenos desde hace años. Destaca la firma, por vez primera, en el diseño de vestuario, de la diseñadora de moda Lydia Delgado. "Es, como color (el azul) una energía, pero pertenece al lado negativo y en su pureza suprema es, como quien dice, una preciosa nada. Su efecto es una mezcla de excitación y serenidad" Goethe.

"Teoría de los colores"

El azul es santo y pornográfico, recatado y obsceno. Su término en inglés “blue”, entendido como triste, lo es también como "verde" para nuestro lenguaje, es decir, erótico u obsceno. El azul cobalto es el ejemplo máximo de esa bipolaridad. Bello, arrogante y celeste, oculta su procedencia mineral conocida como "flor de cobalto", una mezcla de arseniuros de cobalto y níquel que se forman en cristal al contacto con el aire. Tóxico y venenoso por su arsénico fue bautizado como azul de los duendes que atormentaban a los mineros con el nombre alemán por el que lo conocemos: kobelt. El azul cobalto es, de todos los colores, el de la historia del inconsciente.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Gnawa + O Domina Nostra + Cobalto





e-planning ad