Jueves, 19 de Enero de 2017

De Daniel Santos

A punto de cobrar una herencia de su esposa fallecida, un hombre siente que de pronto se convierte en eje de algo que considera una extraña conspiración con ribetes de pesadilla: aparece una mujer quien afirma ser su esposa. Junto a una antigua amiga del matrimonio, la desconocida trata de hacerle entender que ha perdido la memoria en un accidente y de ahí que no la recuerde; pero pese al esfuerzo de ambas, el sujeto seniega a aceptar tanto su estado de amnesia como ninguno de los pormenores de su pasado con que tratan de traerlo a la realidad. Lo cierto es que la presión a que se ve sometido llega a límites insoportables y fuera de sí

exige pruebas y sin embargo, a pesar de que las obtiene con creces, nopuede (o no quiere) reconocer a su mujer.

En medio de un clima de suspenso y revelador, entran a jugar sentimientos tales como el encono, la mentira, la ironía y la furia, que al alternarse con equívocos juegos de seducción y emotividad, conforman un volcán de sentimientos, en que un sospe­choso remanso precede a la próxima erupción.

La inteligente trama de Las Esposas tiene la virtud de involucrar al espectador en la tarea de conjeturar quién esta mintiendo, hasta que se precipita el vertiginoso final, tan inesperado como sorprendente.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad