Viernes, 21 de Octubre de 2016

De Gustavo Lista

Al oeste de algún lugar, mientras retorna de un atraco, la banda de Santino es interceptada por otros delincuentes que tras un feroz tiroteo logra arrebatarles el botín y huir, dejándolos con las manos vacías.
Santino decide tomar represalia ante lo que supone una traición y comienza a accionar para recuperar “su” dinero cueste lo que cueste. Ignora que el costo final puede ser demasiado alto.

Se puede decir que Santino (la obra) es un spaghetti western bonaerense, moderno pero atemporal. Una historia que quizás se podría haber leído en uno de aquellos anuarios a todo color de Editoriales Columba (El Tony, D´artagnan) o en una vieja película de sábado a la tarde.

¿Qué hace mas hombre a un hombre? ¿Sus armas? ¿Su coraje? ¿Su falta de conciencia? ¿La traición? ¿Un hijo? ¿Su capacidad de venganza? No sabemos si Santino responde alguna de estas preguntas, pero las armas de los personajes van cargadas con cada uno de estos interrogantes.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad