Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Mauricio Kartun

“Este hijo mío que no cambia más”, dice el personaje de la madre. Una comedia dramática que relata el drama cíclico de una familia, donde se ponen en juego las expectativas y la identidad de los personajes.

DICE ALICIA ZANCA SOBRE LA OBRA:
Esta obra nos permite encontrarnos con el pasado de nuestros padres. Ambientadas en los años 50’, “La casita de los viejos” quiere mostrarnos, en algún punto, la construcción de la identidad de los hijos y de qué manera ésta se amolda a las expectativas de los padres. Con humor, el protagonista se encuentra con el pasado, su propio pasado, y con todos los devenires que provoca la mente al encontrarse con la vida que uno transcurrió. En la obra aparece un humor cargado de autoritarismo e hipocresía.

La sobrevalorada mirada de los otros, la inmadurez y las desilusiones tienen un peso definitivo en esta obra; los cuales se acrecientan con la ruptura de un tiempo discontinuo planteado por el autor. Respetando la tesis realista del autor - la búsqueda de la identidad en una sociedad que se caracteriza por tratar de impedirlo - Alicia Zanca decidió contar con una puesta dinámica que muestra que nunca los vínculos entre padres e hijos no son fáciles y siempre están cargados de contradicciones

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad