Miércoles, 20 de Enero de 2016

De Mónica Nizzardo

"Ahora nos toca a nosotras las mujeres, pero no ya por Grecia sino por el fútbol argentino" dice Lisitrata. Este personaje de Aristófanes, quien se ha convertido en un símbolo del esfuerzo organizado y pacífico en favor de la paz, intenta aquí, organizar a las mujeres para poner fin a la violencia y a la corrupción entorno al futbol.

La violencia en el fútbol deteriora la vida personal y social con manifestaciones que van desde la agresión física, hasta elaboradas formas de extorsión y presión sicológica y moral, ejercidas sobre individuos y conjuntos.

Se pone en escena la problemática que vive hoy nuestro deporte más popular. Nos entrelazamos entre la sensibilidad y la acción, considerando que la función imaginativa no es menos esencial en una persona que la inteligencia conceptual. Reafirmamos que el arte constituye un factor de vida y equilibrio, y particularmente consideramos al teatro como un agente transformador, en donde los actores de escena somos también actores sociales. Más allá de lo estético y propio del arte asumimos la tarea de sensibilización y compromiso. Una obra que invita a reflexionar.





e-planning ad