Miércoles, 26 de Octubre de 2016

De Christian Barbieri, Carlos Guedes

Un grupo de artistas itinerantes llega a la ciudad local, luego de recorrer durante varios años un innumerable número de países y continentes. Innumerables, no porque no se puedan contar, sino porque no saben con exactitud donde han estado. Pero sí saben de donde provienen. Y hacia donde van. Estos queridos y farsantes artistas de Vaudeville continúan ofreciendo su espectáculo contra viento y marea, a pesar que han perdido gran parte del elenco a lo largo de muchos años y kilómetros debido a circunstancias del destino.

Pero, el show debe continuar. Y ellos continúan, a veces como pueden, tratando de reemplazar a todos los que hoy no están, con brillo y talento. Si bien a veces el talento no se ve, y el brillo se perdió con el tiempo, ellos siguen tratando de divertir al mundo entero, y mantener vivo el sueño del artista.

Así se va mezclando la realidad de estos personajes, con el espectáculo de Vaudeville que tratan de ofrecer, logrando divertidas y absurdas situaciones, derrochando ternura, y conquistando, cuando termina la función, el corazón del público, que difícilmente los olvidará. Eso sí. No sabemos si los recordarán en sus sueños o en sus pesadillas.





e-planning ad