Jueves, 20 de Octubre de 2016

Un himno a la guerra contra la guerra.

Una guerra en la que los héroes son también asesinos, idealizados y convertidos en leyenda, es el eje de esta historia. La puesta teatral es el medio para mostrar que por más que las guerras sean "heroicas" y estén relatadas en su máxima poética, tal como lo supo hacer Homero, la esencia es la misma: una brutalidad humana. Todas las guerras son iguales, sinónimo de barbarie.

El espectáculo presenta las historias humanas desarrolladas en la "heroica" Guerra de Troya, en donde ante una situación límite aparecen las debilidades, las pasiones, los prejuicios, los miedos, los valores, los diversos mecanismos de relación con los otros (con los enemigos y los compañeros), la relación de cada uno consigo mismo, con la propia existencia, con la muerte, y con la guerra una vez más.
En La Ilíada. Un himno a la guerra contra la guerra, el teatro es el vehículo para recuperar y mantener viva la memoria, testimoniando las locuras y crueldades que el hombre comete y repite hace más de 3000 años.

¿Cómo es posible que la raza animal más inteligente, con la capacidad de corregir sus propios errores y de aprender de ellos, no haya podido cambiar jamás en toda su Historia? ¿Cómo puede cometerlos continuamente? La Iliada no es sólo un poema épico y antiguo, es un libro que habla de los hombres, y de su "Heroica" barbarie.





e-planning ad