Domingo, 17 de Enero de 2016

De José María Muscari

Un grupo de artistas se junta para la darle una sorpresa a Dino Escoria, productor televisivo.
Mientras lo esperan, los actores desgranan sus dolores de espera entre saladitos, tortas de cumpleaños, velitas y tarantelas.
Un espacio reducido, donde público y actores comparten los patéticos ritos de un cumpleaños sin dinero, sin glamour, pero con las mejores ropas de antaño y recuerdos de brillo desempolvados para la ocasión.
Un recorrido por los momentos más importantes de sus carreras, sus personajes fetiches, sus momentos álgidos de reconocimiento.

Intenciones del autor

"Siempre fui un niño adicto a la TV, tengo por la televisión de antaño, un respeto que me lleva a no encenderla hoy.
Es en esa televisión ya demodé, de actores que lideraban la pantalla creando ficción, de donde me surgió el deseo de hacer ESCORIA.
¿Qué pasó con esos actores geniales que ya no veo en la caja boba? ¿Donde están? ¿Cómo viven? ¿De qué trabajan? ¿Cómo se reinventan?
El deseo de mostrar esa humanidad me desvela, me erotiza, me divierte, me emociona....
Junté, rastreé un conglomerado de actores geniales, atractivos, talentosos, conocidos, que forman parte del inconsciente colectivo de todos.
Todos los conocemos y los recordamos. Todos tenemos su imagen, su nombre grabado, alguno de sus trabajos más destacados y ESCORIA pondrá en juego eso y mucho más. Un proceso humano y artístico, que me propone un desafío personal como creador y como persona."
Siempre me impactó la fugacidad del éxito, el reconocimiento y sus consecuencias.
La labor del actor a veces es tan frágil y sensible, que deseaba juntarme con actores que portaran en sus cuerpos la experiencia vivida, que sean sus propias escenografías vivientes y sus reliquias del recuerdo tamaño caja boba.
Así armé esta extraña combustión de once seres especiales, angelados y arriesgados.
Los reuní en mi casa y desde allí están entregados y confiados, felices y temerosos, como yo.
Y no por estrenar una obra, si no por exponernos de una manera tan particular.
A veces es duro hablar de la ausencia, del recuerdo, de los fantasmas y poner lo personal en juego, en pos de alguna pequeña ficción mentirosa que nos cobije y ellos lo hacen divinamente, serenamente, humanamente y sensiblemente.
Quiero dedicar este espectáculo a todos los actores que siempre me alegraron, me entretuvieron y me iluminaron desde la pantalla chica y hoy quizá no son recordados o sufren la falta de trabajo.

ESCORIA somos un poco todos.
Miralos, mirame, mirate."
José María Muscari

  • Felisa Critica Teatro: EscoriaFelisa Critica Teatro: Escoria




e-planning ad