Sábado, 22 de Octubre de 2016

Una comedia dramática, con algunos ingredientes propios de thriller, que abre diferentes puntos de reflexión, desde el humor negro y el misterio, tales como: la familia como una institución, como un contrato inconsciente, los límites poco claros que albergan los contratos laborales en el mundo actual (abriendo puertas tanto para el maltrato como para el abuso) y aquella relación tan particular que se establece entre el arte, lo grupal y lo afectivo frente a las situaciones de crisis, son algunos de los tantos puntos que despliega la historia de Familia.

¿Cuál es el rol de lo artístico frente a las crisis?; ¿dónde están los límites de los contratos laborales?; ¿cuál es la diferencia entre un acto de ficción y otro de simulacro?; ¿la familia funciona como una red o como una institución?; ¿cuáles son los mecanismos que se ponen en juego en aquellos grupos que funcionan como una familia? Son algunas de las preguntas que abre esta historia con humor, misterio y delirio.

Sinopsis

Una particular compañía teatral es contratada por un inquietante personaje, Santiago. El acuerdo establece que los actores de dicha compañía deben interpretar a los integrantes de la familia de él, en su casa y durante el día de su cumpleaños.

En el marco de este simulacro, el dueño de la casa, se relaciona con su falsa familia en términos que no figuran en el contrato.

Entre los actores aparecen conflictos, fastidio y confusión. Santiago tensa la cuerda entre la realidad y la ficción desplegando situaciones cada más incómodas y bizarras.

En el medio de un clima cada vez más denso, llega a la casa una visitante inesperada: Alicia. Acude por ayuda al supuesto grupo familiar pues su auto se detuvo en la puerta, una rueda pinchada y sin auxilio. Su presencia brinda un poco de distensión y aire a la incómoda situación. Alicia es, en realidad, el espectador que regresa a los actores contratados a la convención del teatro.

"Elegí trabajar con esta pieza por la luz que aparece en los vínculos que se desarrollan entre los personajes quienes están ligados por una tarea en común: la actividad artística; pues ellos transformarán, desde mi punto de vista, lo siniestro en maravilloso. Lo más sorprendente de este recorrido es el hecho de poder ver como todo un grupo transita la crisis; una trama tejida desde lo vincular, una red que los sostiene frente a la adversidad que se les plantea. Familia nos hace pensar en la diferencia que existe entre el hecho de crear ficción y hacer un simulacro. Recorre el borde entre el hecho artístico y la obscenidad; y en este punto abre un interrogante sobre lo obsceno como producción: ¿dónde ocurre, en el hecho o en el ojo que mira? Una comedia que nos lleva a diferentes temas que nos entristecen, con la distancia y el aire del humor necesario para poder abordarlos", comenta Gabriela Villalonga.





e-planning ad