Domingo, 17 de Enero de 2016

De Carlos Gorostiza

Un proxeneta y su pupila. Un Jugador de fútbol y su representante, son los personajes elegidos por la mano maestra de Carlos Gorostiza para metaforizar una realidad cotidiana. La hipocresía, la mentira y el autoritarismo quedan al desnudo a través de diálogos frescos y cotidianos cargados de humor, a veces ácido, a veces negro. En síntesis, un teatro bien nuestro.





e-planning ad