Viernes, 15 de Enero de 2016

Alex no está acostumbrado a las fiestas ni a los amigos. Recibe una invitación al cumpleaños de una "amiga virtual", Fernanda, a quien apenas conoce por internet pero supo seducirlo casi sin saberlo a través del "chat" algún tiempo atrás.. Los invitados comienzan a marcharse y Alex aún no considera el momento oportuno para hacerlo. Pasan los minutos y sigue allí, instalado en el living de Fernanda y Marcelo, (su pareja), sin advertir que sus anfitriones desean que se vaya. Alex no pasa mucho tiempo alejado de la pantalla de su computadora, interactuando cara a cara con gente de carne y hueso. Su mundo virtual se constituye en su realidad cotidiana, sobre la cual arma sus representaciones de sí mismo y de su relación con los demás. Quizás sea por eso que, además de no registrar las indirectas de la pareja, al quedar a solas con Fernanda le confiesa sus deseos y fantasías con ella. Esto desencadena toda una serie de situaciones que se van enrareciendo de forma progresiva.

Fernanda se ofende y Alex, en lugar de detenerse insiste, ya que no puede creer que Fernanda no sienta lo que su realidad virtual construyó. Al regresar Marcelo, en un intento apresurado por improvisar una coartada sobre la charla que mantenía con Fernanda, Alex inventa un tema de conversación: le hace creer que su madre es productora de una compañía discográfica. Pero la situación se complica, dado que Marcelo cree que es justamente la mujer a la cual viene intentando convencer de que su banda de jazz es una excelente apuesta de mercado. Ahora no desea que Alex se vaya y aprovecha cualquier excusa para que se quede, de manera tal que se generan fuertes tensiones con Fernanda, quien desea fervientemente que el invitado se vaya. Esta discusión desata la confesión de Alex sobre el verdadero tema de conversación. Lejos de enojarse con Alex, Marcelo culpa a Fernanda, se posiciona como damnificado e intenta asegurar una amistad con Alex que le permita acercarse a la productora discográfica. ¿De qué manera se solucionaría la situación? Con Fernanda accediendo a tener relaciones sexuales con ambos.

Fiesta Sorpresa parte de una situación cotidiana para llegar a una situación en la que se tocan conflictos relacionados con el rol sexual del hombre y la mujer, la ambición, el deseo, la venganza y el tabú.





e-planning ad