Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Armando Discépolo

En esta magnífica obra, Discépolo resume el enfrentamiento de dos niveles sociales antagónicos, los de arriba y los de abajo. Amos y criados ocupan espacios perfectamente delimitados: el comedor luminoso, lleno de mujeres bonitas y muebles lujosos, frente al sótano de criados, donde conviven gallegos, napolitanos, alemanes, criollos y franceses.
Por otro lado, los recorridos son en su mayoría de abajo hacia arriba. Pocas son las veces en las cuales los amos bajan al sótano y cuando esto ocurre, la pequeña "Babilonia" entra en crisis.
La distancia entre el sótano y el comedor es inmensa, los de abajo viven en tanto que los de arriba existen.
En los personajes de Babilonia se profundiza el sentimiento de nostalgia por la tierra natal que lejos de unir a los inmigrantes, los aísla, los torna vulnerables. En el sótano, los criados compiten por el amor de los otros criados, la desconfianza los destruye y ya no se trata de poder vivir, sino de sobrevivir. Estas diferencias y desencuentros trasmiten el egoísmo, el amontonamiento, y la gran polémica entre el individuo y la sociedad que iguala a inmigrantes y argentinos, hacinándolos en una convivencia imposible de sobrellevar.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad