Jueves, 09 de Junio de 2016

De Nicolás Chá, Joel Drut, Victoria Malena, Sabrina Osowski, Eleonora Pascual, Mercedes Rubini, Ianina Samolevich

"...que el juego no sea el escollo donde naufrague tu mansedumbre..."

Teatro en espacio no convencional.

La obra se desarrolla en una velada, en tiempo real, en la que Bernardo y Emilia ofrecen una cena en su casa a la pareja de recién casados Lucio y Connie. A último momento, Thelma y Grace deciden participar.

El uso de los buenos modales y la necesidad de agradar hacen que la noche transcurra en un tono de sonrisas y comentarios acertados mientras al mismo tiempo, por un camino paralelo, se van desarrollando las historias que unen a estos personajes.

Es aquí cuando se presenta el juego.

Creación colectiva a partir de la investigación de diferentes textos sobre protocolo y etiqueta que mostrará las formas y los códigos que maneja la alta sociedad. Así, El Juego develará la suciedad que yace bajo la pulcritud ceremonial.

ETIQUETA DEL JUEGO

“No hay ejercicio en que las pasiones queden más libres que en el juego, ni donde se enciendan más fácilmente, y den libertad a sus movimientos. En el juego se descubre el natural de cada uno sin disfraz. Los inciviles y malcriados, sueltan de ordinario algunas incongruidades, y términos ofensivos, o poco gratos. Y tal parece dulce y afable en el trato común, que en el juego se repara ser descortés.

Acuérdate que un hombre de bien jamás ha de jugar sino por diversión; y luego que la pasión domina en el juego, ya no es diversión sino un ejercicio penoso y violento. Como en la juventud todo suele ser pasión, has de ir con cuidado (…) juega siempre de manera, que el juego honre, por decirlo así, a tu educación”

(Fuente: Reglas de la buena crianza civil y cristiana. Autor: Raymundo Sala. 1.767).





e-planning ad