Sábado, 22 de Octubre de 2016

-Una mujer camina arrastrando los pies como si los zapatos estuvieran cansados del piso. Tres se dicen secretos. Otra se mece-

Espectáculo que integran Vaivén, Football y Rockaby de Samuel Beckett.

Tres obras breves y cinco mujeres en escena

La producción dramática de Beckett, como ya se ha repetido muchas veces, se proyecta hacia una carencia y un minimalismo en la puesta en escena. Las tres obras elegidas para este proyecto son: Vaivén [Come and Go], Pasos [Footfalls] y Mecedora [Rockaby], las cuales pertenecen a la última época de su producción y son denominadas "dramaticules". Estas piezas breves resumen muchos de los aspectos y preocupaciones de Beckett a lo largo de toda su obra literaria: la soledad, la incomunicación, la espera, etc.

La primera, Vaivén, escrita originariamente en inglés en 1965, nos presenta tres mujeres sentadas que van construyendo una posible historia de relaciones y complicidades a través de los silencios y de los secretos. Tres mujeres, Vi, Ru y Flo, que sólo podrán ser distinguidas a partir del color de su vestuario. Cada una de ellas, sin embargo, tiene una historia personal e intransferible, una historia que nadie podrá corroborar ni comprender plenamente.

La segunda pieza es Pasos, también escrita en inglés, pero diez años más tarde, en 1975. El recorrido pendular de May, la protagonista, por el escenario, nos muestra una clara indeterminación del espacio y del estado de su existencia. Un recorrido que la lleva de la luz a la sombra, lo que representa ese intento frustrado por poder acceder al mundo exterior. Esta mujer conversa con una voz que parece ser la de su madre. El pasado se manifiesta a través de jirones, de fragmentos que la memoria permite descubrir circunstancialmente. La soledad se hace manifiesta en esa imposibilidad de salir de ese recorrido de nueve pasos hacia la derecha y hacia la izquierda.

La última obra, escrita alrededor de 1980 y estrenada al año siguiente, nos presenta una mujer vestida de negro, sentada en una mecedora. Nuevamente el movimiento pendular nos acerca a esta poética de la indeterminación. La voz en off que surge de la oscuridad es también su propia voz que se superpone en la "más" que suplica no detenerse para poder seguir existiendo. Un texto poético que es llevado a escena y que es en su ritmo el que proporciona la acción dramática.

Estas tres obras, entonces nos revelan una zona oscura de la culminación poética de Beckett. Una última instancia en que todas las problemáticas que se plantearon en sus novelas, ensayos y piezas dramáticas se hacen cuerpo en la representación.

Concepto de Puesta en Escena:

El Concepto de Puesta en Escena de B3ck3ett3obrasBreves está pensado desde una estética minimalista en donde se manifiestan muchos sentidos con pocos elementos: la idea de falsa perspectiva por el uso de objetos similares pero de diversos tamaños. La repetición y duplicación de la forma, de un movimiento, de una secuencia. La multiplicación de una acción que, por repetición, se profundiza. Es así que el espacio escénico de dicho espectáculo, dispuesto a la italiana, armado de acuerdo al concepto de cuarta pared, con una tela negra de fondo presenta tres zonas identificables y específicas dentro de un espacio indeterminado: a la izquierda -mirando para el escenario- y levemente inclinado está el banco en donde se sientan Ru, Vi y Flo personajes de la dramatícula Vaivén. En el medio del escenario, con la iluminación que recorre lo ancho del espacio armando un segmento o pasarela se ubica la obra breve Football. Para la presentación de Rockaby se descubre la porción de tela central del fondo del escenario a través de la cual se visualiza una mecedora con M sentada en ella que se pierde en un ángulo infinito. Estos tres espacios se localizan dentro del mismo espacio escénico pero en tres momentos diferentes, es decir las obras se muestras en forma correlativa y no de un modo simultáneo.

En las tres piezas aparece la idea pendular, de una noción de evolución para volver al mismo lugar, para involucionar. Esto se manifiesta bajo diferentes formas geométricas. En Vaivén los tres personajes femeninos están sentados en un banco sin respaldo del tamaño que ocupan sus cuerpos. Esta idea de economía de recursos le dá un valor a lo elemental. Las tres mujeres llevan sombreros tipo capelina sin que se adviertan sus ojos, exponiendo sus labios rojos, lo cual dá una idea de serialidad, de repetición del parámetro mujer, sombreros, labios. A su vez estos labios son la mínima expresión de la femeneidad y de la belleza. Al mismo tiempo surge la idea de triangularidad -y de dualidad por oposición a un tercero-. Siempre se va una y quedan otras dos, desequilibrándose el triángulo, teniendo que volver la que falta para recobrar el equilibrio. Se hará hincapié en la iluminación del banco en donde están sentadas las tres mujeres y en la exaltación de las manos de estas mujeres.

En Football una mujer camina a lo ancho del espacio, de un extremo al otro arrastrando sus pies como si estuviese reconociendo al piso como base y soporte. Dialoga con una voz, su otro yo, la consciencia, la que se cuestiona o pregunta. Arma con su caminar un segmento, cada paso que arrastra es un punto del segmento. La iluminación marca ese segmento como si siguiese la línea de su pensamiento que es pesado y profundo.

Con respecto a Rockaby en donde una mujer se balancea en una mecedora y su rostro pasa de la luz a la penumbra-oscuridad se puede decir que se revive una situación cíclica. Se escucha su voz grabada y ella solamente dice "más". Es decir seguir pensando. Pensar para no morir. El pendular de la mecedora remite a lo circular, siempre se retorna al mismo lugar. La propuesta de que el orden de las obras sea: Vaivén, Football y Rockaby tiene que ver con una deconstrucción del movimiento: de mayor movimiento y despliegue a la mínima expresión del movimiento en donde pensar es moverse.

La propuesta de la puesta de estas tres obras breves que integran B3ck3tt3obrasBreves apunta a trabajar la mínima expresión, la idea de orden para que se pueda pensar y desnudar lo esencial a través del uso de los mínimos elementos.

Por otro lado, se toma para la composición de los cuerpos en el espacio la estética del pintor norteamericano Edward Hopper en cuanto la ubicación tan marcada de la forma sobre el fondo, al uso de la división del espacio dentro de un mismo espacio y a un eje temático vinculado a la soledad del individuo en la urbanidad.

Este espectáculo formó parte del evento: IV Festival Beckett 2009





e-planning ad