Viernes, 15 de Enero de 2016

De Juán Manuel Dominguez

Luego de su gira por España regresa un espectáculo de humor, delirios y poesía.
Un clown que, parodiando distintas disciplinas como la danza, el mimo, la música, propone al espectador una mirada sobre personajes con una búsqueda en común: consuelo.
“No se puede prescindir de muletas para vivir”, nos dice Freud: distracciones poderosas, satisfacciones sustitutivas, narcóticos que nos tornan insensibles. Desde esta premisa cobran vida los protagonistas de “Mi Clonazepam (k)”, un tragicómico de 500 mg.





e-planning ad