Jueves, 10 de Noviembre de 2016

De Dea Loher

Una tragedia abre la pieza: un chico de ocho años muere atropellado por una policía que persigue a un supuesto terrorista.

Un desconocido parece ser el único testigo, mientras que en la voz de un “nosotros” colectivo comienzan a delinearse los acontecimientos.

Las consecuencias que el hecho genera en su entorno más inmediato son el punto de partida de la dramaturga alemana Dea Loher, que exhorta al espectador a deliberar sobre los alcances éticos de lo público y lo privado, la culpa y la responsabilidad en sus dimensiones individual y colectiva.





e-planning ad