Domingo, 23 de Octubre de 2016

De Lucía Pihen

Madrugar
Madrugada
Amanecer
Amanecerse
Amanecido
Al amanecer, muy de mañana, con la penumbra de la madrugada, con el fresco de la intemperie y la humedad del rocío, cinco personajes viven situaciones cotidianas tratando de ganar tiempo (madrugar) a la miseria y a sus propias miserias sin ser verdaderamente conscientes de su situación y de los riesgos que conlleva esta realidad.
En cada madrugada comienza un nuevo día.
¿Comienza un nuevo día?
¿Nuevo?
¿Diferente?
Olga, Amalia y Francisco viven juntos en una casa. Montaron en ella un comedor donde preparan almuerzos y cenas para los que trabajan cerca. Es su trabajo. Allí van a comer Leonor, maestra de una escuela cercana, y Juana, una vecina de “confianza” que parece vivir de la quiniela clandestina.
Al que madruga ¿dios lo ayuda?

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad