Martes, 18 de Octubre de 2016

De Cristian Scotton

Quince actores, una banda en vivo, ocho espacios, diez canciones y treinta teléfonos son los recursos que NOCHES DE VERANO utiliza para contar una historia actual y generacional: ¿Qué formas adopta el amor en los tiempos de las comunicaciones mediatizadas en las que el cuerpo esta ausente?

Un fénomeno meteorológico extraño esta sucediendo en Buenos Aires: es posible que no amanezca nunca más. Quince personajes, citadinos de una colapsadsa Buenos Aires, se comunicarán durante toda la obra sólo por teléfono, logrando una parodia de los modos de comunicación y encuentro en esta ciudad de soledades y encuentros casuales. La radio, que musicaliza y comenta los acontecimientos de esta noche particular, es la única compañía siempre presente en estas vidas que se entrecruzan, se juntan, se separan, se mienten, se ayudan. Todos cerca, todos lejos. Todos hablan, nadie habla.





e-planning ad