Domingo, 16 de Octubre de 2016

Se trata de un espectáculo en el que música, actuación y aspectos visuales componen una buena fórmula para llegar a los chicos y a toda la familia. Una propuesta que se corre de la narración de una historia lineal y de las recetas más transitadas de los espectáculos infantiles.

Con este espectáculo "Los musiqueros" saldrán del formato tradicional de recital sin perder la esencia del trabajo que realizan desde hace 25 años. Una vidala, canciones de amor africanas, la chacarera, el rock & roll, una canción de cuna y hasta el tradicional Son cubano, estarán presentes en Mirlitón hilvanados por el trabajo de las actrices que con sus actuaciones integrarán música y coreografías.


Mirlitón -uno de los nombres del Kazoo / kazu, instrumento muy simple que amplifica la melodía que canta el ejecutante- ocurre en el escenario de un viejo teatro repleto de trastos y objetos que han pertenecido a otros espectáculos. Un grupo de artistas arma con esos elementos el soporte visual de sus canciones. Así, un tubo de PVC y un globo de cumpleaños se transforman en un globinete que suena como un saxo, con toda su potencia, y una manguera y un guante de goma se vuelven gaita. De la misma forma, un telón pintado con un paisaje campestre, un viejo carro y un alambrado -cuyos postes son un instrumento musical- se vuelven un cuadro de Molina Campos para ambientar la chacarera. El día de la función, este grupo de artistas se ve en tremendo problema: las dos actrices que acompañan a "Los musiqueros" avisan que no pueden llegar por tránsito congestionado. No habrá más remedio que suspender la función. Sin embargo, la intervención de dos maestras que estaban con sus alumnos en la platea, resuelve la situación.

Clasificaciones: Infantiles




e-planning ad