Miércoles, 15 de Junio de 2016

De Ramiro Soñez

la obra parte de la interpretación con el cuerpo y el movimiento de diferentes estados de peso. Cada bailarín transita por uno en particular buscando en el desarrollo la relación de estos "estados" y su influencia entre si.
El bailarín solo usa su cuerpo en función del estado de peso en que se encuentra, no hay una historia, argumento claro o presente; se pueden desprender situaciónes imaginarias o alusiones dependiendo de la mirada del que lo observa.
Es una obra abstracta de movimiento donde también hemos buscado desde diferentes estéticas una relación de oposiciones entre vestuario, escenografía y coreografía.

Clasificaciones: Danza




e-planning ad