Jueves, 20 de Octubre de 2016

De Paco Redondo

En un mundo polar macho y hembra fuimos creados, y el universo dual funciona. La mirada posamos en el trazo espiral.

Si la cultura es esa parte de nosotros que se encuentra con los otros, si es lo que se comparte de la vida, intentamos con este trabajo mostrar lo que de transpersonal tiene la vida interior, ver en lo que nos pertenece, lo que es común.

Secuencia de estampas, ciertos arquetipos o principios que toman a su tiempo la existencia de una mujer. El paso del tiempo une una estampa y otra. Si le sospechamos a la línea espiral un comienzo, ahí donde uno apoyó el trazo, el final de la espiral es incierto en lo posible, y certero en la muerte, de un cuerpo físico. Permanencia de las fuerzas primordiales. Llamemos a la belleza del pez dorado, para que señale con su brillo el límite de la sombra.


Clasificaciones: Teatro




e-planning ad