Sábado, 05 de Marzo de 2016

De Mercé Rodoreda

2da temporada

Un discurrir descoyuntado y precipitado de impresiones ligadas ingenuamente las unas a las otras. Como un personaje de Borges sigue Natalia la vereda laberíntica del destino. Aunque enigmático y fatal, este laberinto no dista nada de la realidad más chabacana y a veces cómicamente perpleja. El discurrir de Natalia se reconoce como netamente humano justamente por esa risa ingenua ante los accidentes irracionales de la circunstancia.





e-planning ad