Miércoles, 20 de Enero de 2016

De Alejandro Sandoval

El nuevo espectáculo de Alejandro Sandoval, es un viaje en busca de la metáfora que nos permita hablar de eso que no se puede hablar. Es parte de la trilogía que comenzó el actor con “Bendíceme, para no pecar” y está dentro de lo que denomina "Teatro laboratorio sobre las relaciones humanas", enmarcando a Mórbida dentro del genero de Teatro Épico Urbano, un teatro que relata situaciones muy cercanas a lo que nos pasa en nuestra cotidianeidad y nos presenta como pares ante nuestros semejantes, afirmando que todos somos diferentes pero postulando la gran pregunta: ¿todos somos iguales? Iguales ante los derechos, ante los deberes, ante la mirada inquisidora y desafiante de los demás, ante la burla y el dedo acusador que en ciertas ocasiones nos llega hasta paralizar la concreción de nuestros sueños y necesidades; iguales ante el diferente que nos asusta.

Mórbida trata de entregar al espectador una mirada sobre la Obesidad, enfermedad que crece día a día en la población, mirada que le permita reflexionar, preguntarse, tener una actitud critica ante el problema y decidir que postura tomar frente a lo disímil, frente a los desemejantes y encontrar su diferencia, enfrentándose al reflejo de su propio espejo, pudiendo encontrar cual es nuestra propia “gordura”.

Lisandro emprende un largo viaje en busca de la metáfora, donde deberá enfrentarse a situaciones y tomar decisiones frente a lo desigual, en continuo movimiento, ya que mórbida postula que “el movimiento es poder”.
Este viaje le propondrá a Lisandro dejar la lupa con la que mira y agranda lo que vé para afrontar el reflejo de su propio espejo y descubrir que todos somos diferentes, permitiéndole elegir su postura ante la situación y hacer conciente su posicionamiento frente a los diversos escenarios que le irán apareciendo en esta hora de situaciones divertidas, reflexivas, donde el relato, la música, las canciones, coreografías, acontecerán en forma continua y dinámica presentando el espectáculo como interactivo, ya que el espectador decidirá como continua.

Durante la obra se habilitarán cinco momentos en donde los espectadores podrán elegir qué es lo que quieren ver en ese momento y a partir de ahí la obra cobrará un rumbo nuevo, proponiendo que todo cambio implica una mejoría, pues para cambiar es necesario modificar.

Mórbida es un espectáculo interactivo donde hay que tomar decisiones, que nos permitan transcurrir de una manera distinta o por lo menos reconocer que se puede cambiar.
Junto a Alejandro Sandoval disfrutaremos de un momento donde el humor: ¿cómo ponerse un pantalón cuando nos queda chico?, ¿por qué comemos cuando volvemos del gimnasio?; las canciones y bailes: tango, comedia musical, blues; y la reflexión: “una buena charla le gana a la comida”; nos permitirán revivir la mágica experiencia que el teatro nos regala y llevarla a nuestro existir cotidiano, celebrando el encuentro y el movimiento.





e-planning ad