Lunes, 18 de Enero de 2016

Hay una escena en la película Vértigo de Alfred Hitchcock en la que el personaje de Kim Novak, fingiendo ser otra mujer, se arroja a la Bahía de San Francisco y James Stewart, engañado por ella, corre a rescatarla.

Obsesionados por esa escena, Luciana Acuña (Co-directora del grupo Krapp) y Fabián Gandini (Director de la compañía Contenido Bruto), presentan La Bahía de San Francisco. La colaboración entre ambos coreógrafos toma la forma de variaciones o, mejor aún, de la reconstrucción de esa escena. Los múltiples intentos de reconstrucción se van sucediendo en la obra, como un tapiz donde se pinta encima de lo ya pintado, mostrándonos siempre sólo una parte, que mira hacia otra parte del mismo fragmento que no vemos porque literalmente se nos esconde, o porque ya hemos visto o veremos.

Lejos de intentar "bailar" la escena del "rescate en la Bahía", el lenguaje propuesto está construido en base a los movimientos de los actores y de la cámara, generando fricción al poner en relación directa a la danza con un lenguaje que no le pertenece.

De este modo, se toma la escena citada y se intenta una descomposición plano por plano de los movimientos de lo actores.

El resultado es una búsqueda inorgánica, atonal, donde los movimientos se interrumpen en un lugar indebido, donde el ritmo no es un ritmo sino una atonalidad.

Una forma que responde a una lógica que no por incomprensible debería resultar incoherente, donde el fluir del movimiento se atraviesa por rupturas incómodas y la mirada llega siempre demasiado tarde, o demasiado temprano para emplazarse en el lugar correcto.

En algún momento, la reconstrucción se marea, olvida su referente, y adquiere un espesor propio. En algún otro momento, lo recuerda, y la escena de Hitchcock finalmente se completa, aunque sea quizás demasiado tarde para creer en esa ficción, y todo, Hitchcock, Vértigo, Kim Novak, James Stewart, Acuña y Gandini, naufragan todos juntos en un balde de agua que hace las veces de La Bahía de San Francisco.

Esta obra recibió un subsidio de Prodanza y del Programa Iberescena.





e-planning ad