Martes, 18 de Octubre de 2016

Una obra conmovedora, entrañable, impactante y profunda.

Es el relato del encuentro del hombre con Cristo.

Un pequeño Cristo comprado a un anticuario, tallado en madera, al que le falta un brazo, un pié y parte de la cara.

Un Cristo que no quiere ser restaurado porque desea que le prestemos nuestros brazos para abrazar con ellos a todos los hombres, nuestros pies para que le llevemos por todos los caminos, nuestros ojos para mirar todas las desdichas, nuestros oídos para escuchar todas las quejas.

Un Cristo que no quiere ser restaurado porque quiere que en su rostro veamos todos los rostros, que sobre sus espaldas carguemos todas nuestras cruces.





e-planning ad