Martes, 25 de Octubre de 2016

De Mariel Bof, Federico Falco

En un garaje de Córdoba, delante de un lubricentro, una Diosa atiende pedidos... Enamoradas no correspondidas, esposos desesperados y depresivos crónicos esperan en la cola. La Diosa es su última opción. Desde su pedestal, ella los escucha con mayor o menor atención, hasta que algo extraordinario sucede y todos comienzan a dudar de lo que en verdad está pasando.
Venga y pida un deseo.





e-planning ad