Domingo, 23 de Octubre de 2016

De Carlos Somigliana

Un reflejo de la sociedad argentina, tan vigente hasta nuestros días que parece no haber cambiado nada, Ah, el Marques de Sade no estaba muerto, estaba de parranda.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad