Viernes, 21 de Octubre de 2016

29 de diciembre. Chacharramendi. Un pueblo en medio de la Pampa. La marcada amplitud térmica reúne a sus habitantes en derredor de la pileta de natación del Club 2 Ases. Pileta que refresca de dia y cobija placidamente de noche gracias a la ocurrencia del bondadoso intendente del Pueblo Chiche Bonjour, quien prometió y cumplió, colocando una caldera para climatizar el agua por la noche.
Llegan a este Club una comitiva compuesta por una pareja de colombianos, un ingeniero tucumano y una secretaria ejecutiva que vienen a hacer una millonaria inversión en este lugar. El asunto es que dicha inversión ocasionaría la clausura del club y la destrucción de la mitad del pueblo. Intereses propios vs. ajenos parecen ser un clásico que permanece a lo largo del tiempo.
Extorsiones, amenazas, risas, suplicas, arreglos y desarreglos, enojos, discursos y bailes en medio del brindis del 29 de diciembre. Sin embargo parece que la única solución justa termina siendo siempre, por suerte, "la democracia".
" - . entonces vamos a hacerlo como siempre se hacen las cosas acá, democráticamente. Votamos por si, si queremos hacerlo; por no, si no lo hacemos. Vota el pueblo y vota la comitiva.
- ¡¡¡ Pero como va a votar la comitiva!!!
- ¡¡Acá ellos votan porque la democracia es así, y así lo digo yo!! ¿Está claro?.... Ahora vamos a votar, ¡ Vamos!...."





e-planning ad