Lunes, 07 de Noviembre de 2016

De Matias Vitali

El rey Nicolao Eduardo IV Confritas obedece un sanguíneo mandato imperial: proteger un poderoso y mágico talismán, codiciado por miles de mortales.. Este domingo una trucha princesa de China, la princesa Ce-Chú, hará lo imposible para obtener ese poder. Hará incluso el mayor de los sacrificios: casarse con el espantoso príncipe Mondongo, el hijo del rey Nicolao y la reina Fainá.Y llevará a cabo su maléfico plan con la excusa del feliz cumple del rey.
La llegada de Ce-chú al palacio inquieta a los reyes, que le piden ayuda al protocolar, un educador de buenos modales, para que los transforme en una verdadera familia de la realeza. Habrá que ver hasta cuándo se puede sostener esta farsa y las consecuencias de tener que aparentar ser quienes realmente no son.
Cuando Mondongo se entera de que la hermosa Ce-chú se aparecerá en el palacio, y harto de ser rechazado, porque es un principe muy ,muy, realmente feo, se propone robarle al rey el talismán para poder convertirse en una persona bella.
Su ambición, la de la princesa y la farsa de la familia generarán desopilantes situaciones y un terrible acontecimiento, ya que el talismán sólo debe ser usado por el elegido, porque si no, podría convertir en un ser malvado y cruel a quien lo lleve puesto. O peor aun: podría convertirlo en piedra para toda la vida





e-planning ad