Domingo, 23 de Octubre de 2016

De Osvaldo Peluffo, Laura Silva

Versión libre del Otelo de William Shakespeare

"Sangre..." nos cuenta un Yago que, partiendo del final del original donde se da la orden de que sea apresado y torturado sin que ello tenga resolución dramática, vive en un nosocomio donde está confinado.

La tragedia doméstica se halla intacta: Desdémona elige a Otelo por sobre su padre y éste es guiado por Yago a asesinar a su esposa presa de los celos.

Pero no es sólo eso lo que la dirección del espectáculo pretende contar. Vemos a una mujer, Desdémona, entre los dos hombres de su vida. Elije al hombre por sobre el padre y éste muere antes de que pueda reparar el vínculo resquebrajado.

En esa dualidad de sentimientos y profunda angustia se mueve en un mundo de hombres donde ella es el objeto de deseo a la vez que el objeto de la trama que Yago teje magistralmente.

En una estética de imagen y de corte cinematográfico donde cuadro a cuadro se cuenta el relato, vemos a Desdémona, a Emilia, a Estela (la amante de Brabancio) perecer una a una en manos de Yago o por inducción de éste. Todas mueren menos Blanca, la querida de Cassio quien luego de ser torturada ferozmente por Yago se reivindica y gana su propio lugar.

El orden es otro y se logra en manos de una superviviente.





e-planning ad