Domingo, 23 de Octubre de 2016

¿Hasta qué punto los proyectos colectivos subsisten? ¿Cuál es la línea que delimita las individualidades y deseos de quienes lo integran y las necesidades o requerimientos de los que la presiden? ¿Qué ideas o supuestos se ponen en discusión al momento de gestar una obra? ¿Cómo decidir ante exclusiones que arriesgan su realización o la definen?

El Rutilante Cabaret se prepara para el lanzamiento de su temporada en Carlos Paz. El objetivo es salir del estancamiento de la compañía y recuperar el brillo de décadas pasadas. El elenco estable de artistas liderados por su director-productor, Roberto Beto Ruttini, proyecta en el futuro espectáculo la posibilidad de salir del anonimato y finalmente encontrarse con sus expectativas más profundas. Pero no resultará tan fácil para nadie. Entre la personalidad avasallante de un director que busca la renovación y el éxito, las incompatibilidades con los artistas de su compañía, y la disconformidad y cansancio de éstos por el deslumbramiento frente a las jovencitas que sueñan con triunfar, se tejerá la trama de este espectáculo que busca indagar en el hacer mismo del teatro .

Aún así, el espacio mismo de este hacer se configurará y resaltará como zona privilegiada de la fantasía donde los artistas se rescatarán de su insignificante cotidianeidad.






e-planning ad